Desde CBR Construccions hemos llevado a cabo una reforma integral de una cocina en un edificio de Reus.

Los trabajos han permitido ejecutar un cambio en la distribución del espacio, hecho que ha permitido una mayor entrada de luz natural. Así mismo, se ha dividido la estancia en 2 espacios principales: la zona de trabajo ─en forma de L y sin armarios altos─ y la zona de almacenamiento ─con espacios verticales que permiten el máximo aprovechamiento─.

El nuevo mobiliario sigue líneas rectas y limpias que buscan aportar calidez a la cocina a la vez que se garantiza la máxima comodidad en el día a día. La combinación de materiales también marca tendencia: paredes de colores claros con pavimentos coloridos y resistentes.